Militancia Por Lomas

El 8M nosotras paramos

El colectivo de mujeres de Lomas de Zamora y la lucha de género empujó una nueva noción de equidad de género para nuestro distrito. El despertar en nuestro país en los últimos años se vio reflejado en los avances legislativos en cuestiones de género y los cambios culturales que estuvieron acompañados de la voluntad política que requieren las verdaderas transformaciones colectivas. Es nuestro deber como representantes locales del movimiento nacional y popular el de continuar transitando la política en esta dirección.

Las luchas por la igualdad de género son consecuentes con la reivindicación de derechos a lo largo de nuestra historia. Las mujeres han sido decididamente invisibilizadas en los procesos históricos, sociales y políticos. Mujeres de los pueblos originarios; mujeres de la Independencia; mujeres que consiguieron los derechos cívicos y políticos con Evita; mujeres nuestras Madres y Abuelas de Plaza de Mayo; mujeres las de las ollas populares. Mujeres que educan, mujeres que curan, mujeres que marchan, mujeres que dan la batalla por sus derechos. Mujeres nuestras cooperativistas, dirigentes políticas y sociales. Mujeres vos y yo. Mujer Milagro Sala. Mujer Cristina Fernández de Kirchner.

Con la llegada de Néstor Kirchner en el 2003, las mujeres participamos de un proceso histórico basado en la recuperación de la política como herramienta transformadora. Es en este contexto histórico, político y social 2003-2015 certificamos que los avances en la defensa de los derechos humanos de las mujeres en nuestro país han sido enormes. Cada vez que el campo popular transita la política, las mujeres protagonizamos batallas importantísimas por la equidad de género y la conquista de derechos.

Desde el 2003, con la reglamentación de la Ley 25.673 que crea el Programa de Salud Sexual y Procreación Responsable; con la Ley 25.929 de Parto Humanizado en 2004; con la ratificación del principal tratado internacional contra toda forma de discriminación a la mujer en 2006; Con la creación del Programa “Las víctimas contra las violencias” del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos; con la Ley 26.130 de ampliación de derechos en salud sexual y reproductiva; con la Ley 26.364 de Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas; con la garantía de las condiciones de igualdad sin discriminación por género en el ámbito educativo; con la Ley 26.485 que garantiza la protección integral de mujeres víctimas de violencia de género; con la sanción de la Ley de trabajadores de casas particulares; con la creación de la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia; la jubilación de las amas de casa; la creación de la Comisión Especial Banca de la Mujer en el Senado de la Nación; el Consejo de Políticas de Género y Observatorio sobre la Integración de la Mujer en las Fuerzas Armadas en el año 2008; las Comisarías de la Mujer; la Asignación Universal por Hijo y por Embarazo; la promoción de la igualdad de género desde el Canal Encuentro; el reconocimiento a Eva Perón en el Ministerio de Desarrollo Social con la instauración de su retrato en el edificio; las cooperativas ELLAS HACEN; y el acceso de la mujer en cargos públicos como nunca antes; son innumerables los avances en materia de equidad de género.

Incluso en nuestro Municipio, tenemos un largo recorrido en materia de atención a mujeres en situación de violencia: en el año 2009 se conformó la Mesa Local Contra la Violencia de Género donde confluyen mensualmente las áreas de gobierno y las organizaciones sociales, en el año 2010 se crea la Comisaría de la Mujer y la Familia en la localidad de Temperley, que en el año 2011 se crea la Dirección Municipal de Derechos de las Mujeres y Equidad de Género que cuenta con un equipo interdisciplinario, grupos de ayuda mutua y áreas de formación y capacitación, en el año 2013 se inaugura el Hogar de Protección Integral para Mujeres en Situación de Violencia “Fátima Catán”, la Secretaría de Seguridad entrega el “Botón de Pánico” y la aplicación Alerta Lomas y capacita a los y las agentes de la policía local para el abordaje de los casos de seguridad ligados a la violencia de género. La Secretaría de Salud integra la red de atención a mujeres en situación de violencia con diferentes dispositivos en el territorio y cuenta con un espacio para la asistencia de varones con conductas violentas como parte de un abordaje integral a la problemática. Desde diversas áreas del Municipio se realizan actividades de prevención de la violencia y promoción de los derechos de las mujeres, como la maratón “Corremos contra la violencia de género” en el año 2012 donde participaron más de 25.000 personas y las “Jornadas de Fortalecimiento de los Derechos de las Mujeres” que se realizan cada año a cargo de la Mesa Local.

Sin embargo, debido al entorno social y cultural, las mujeres y niñas vivimos la discriminación y la desigualdad de derechos, encontrándonos sometidas a un sistema injusto, desigual y de sometimiento.

Para conceptualizar la violencia contra las mujeres, nos referimos a la definición que encontramos en la ley 26.485 que expresa que la violencia contra las mujeres es “toda conducta, acción u omisión, que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como privado, basada en una relación desigual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal y también quedan comprendidas las que podría perpetrar el estado o sus agentes”.

De acuerdo con la antropóloga mexicana Marcela Lagarde –una de las principales referentes del feminismo en Latinoamérica–, la violencia de género es un problema político: sirve como mecanismo para mantener en los hombres el control de los bienes, recursos y oportunidades; sus raíces están en la falta de democracia y desarrollo, en la carencia de políticas públicas adecuadas, en las dificultades de acceso a la justicia, entre otros factores. Se trata de un problema de Estado, en tanto es responsable de garantizar el respeto a los derechos humanos.

La organización popular de las mujeres avanza contra la desigualdad de género. Nosotras consideramos que la batalla es cultural y como militantes del movimiento nacional y popular tenemos la decisión política de resguardar y avanzar en el cumplimiento de todas las leyes como así también en la apropiación por parte de nosotras las mujeres de cada uno de los derechos conquistados a través de los años. Forma parte de nuestra lucha la erradicación de todas las formas de violencia contra la mujer y el acceso igualitario a todos los derechos ciudadanos, motivo por el cual entendemos, debemos seguir transitando la política en esta dirección.

Desde el Honorable Concejo Deliberante de Lomas de Zamora, durante el 2016 dimos dos batallas importantísimas:

Por un lado, la Comisión de Mujeres e Igualdad de Género.

Como mujeres consideramos necesaria la creación en el ámbito deliberativo local de un espacio de debate específico que pueda tratar las distintas temáticas de género y generar proyectos al respecto, e impulsar la organización de actividades tendientes a promover  tareas de investigación, capacitación como así también prevención de la violencia contra las mujeres. Desde la Comisión nos propusimos formular las políticas sobre los derechos de las mujeres para la promoción del acceso, la participación, la representación, el liderazgo y la incidencia, plenos e igualitarios, de las mujeres en los ámbitos civil, político, económico, social y cultural.

En la Comisión se formulan las políticas sobre los derechos de las mujeres y es nuestro compromiso promover el acceso, la participación, la representación, el liderazgo y la incidencia, plenos e igualitarios, de las mujeres en los ámbitos civil, político, económico, social y cultural.

Para fortalecer la participación de las mujeres, que incidan y tengan presencia en el poder local como actoras directas del desarrollo del municipio, creamos un espacio concreto de acciones dirigidas al apoyo directo a las mujeres, partiendo de estrategias de formación, capacitación y participación política y ciudadana.

Por otro, el Protocolo de Actuación ante Situaciones de Violencia de Género.

El Protocolo se diseñó para la erradicación de la violencia de género, dado que entendemos que se necesita de un trabajo coordinado y continuo, del Estado, de la sociedad, de los medios de comunicación y de los actores implicados en la problemática. Consideramos que las políticas públicas deben pensarse desde nuevos lineamientos y mejorar sus estándares de calidad, ya que, si se modifica el paradigma en el cual se inscriben, se modifican también los parámetros que indican lo bueno y deseable.

Necesitábamos este protocolo como necesitamos también el cambio cultural que todas y cada una de las mujeres nos merecemos. Porque el desconocimiento de derechos, la ignorancia, y la falta de voluntad de respetarlos se convierte en la revictimización de la mujer maltratada. Los servidores públicos deben y debemos ser lo suficientemente competentes para que los actos y omisiones del Estado NO perpetúen la revictimización.  

Si la principal y peor forma de revictimización es negarnos el acceso a la justicia, en el proceso hay muchas etapas donde se puede lograr comprender y abarcar la problemática de la violencia de género desde una perspectiva completa y acabada.

En este contexto, parece pertinente plantear una arquitectura estatal para la igualdad de género de mayor complejidad y amplitud que haga interactuar de manera coordinada instituciones y procesos para constituir una acción colectiva eficiente.

 

Propuesta 2017 –conjunta, y en marcha-: Creación de un Observatorio de Violencia contra las Mujeres.

La creación de un observatorio de género significa la incorporación de un espacio de investigación, diagnóstico e influencia en el armado de políticas públicas en el ámbito del municipio de Lomas de Zamora y su posterior monitoreo.

El observatorio se propone ante todo la atención al problema tan prioritario como es la violencia contra las mujeres: su prevención y erradicación, y la organización en ejes claves como la capacitación, investigación y comunicación.

En Lomas de Zamora se necesita fundamentalmente un registro único de casos de violencia de género en el distrito. El observatorio servirá además como ente de control de las políticas públicas aplicadas, podrá realizar recomendaciones a los organismos que correspondan, comprobará la aplicación del protocolo de actuación ante situaciones de violencia de género y promoverá el acceso a la justicia de las mujeres víctimas y deberá realizar programas permanentes de capacitación en géneros.

Labor colaborativa, trabajo de campo, recolección de datos, acceso a la información, producción de contenidos, análisis, capacitaciones, investigaciones y participación son algunos de los elementos que deben nutrir al Observatorio.

 

En Argentina, una mujer muere cada 28 horas.

En Lomas de Zamora no somos ajenos a la problemática mundial y nacional de la violencia contra las mujeres. Según un registro de causas judiciales elaborado por la Procuración General de la Suprema Corte, en 2015 Lomas de Zamora fue el distrito con más casos de femicidios (16 de las 98 víctimas de la Provincia).

En lo que va del año, se registraron en el país más de 60 femicidios.

Según “el primer índice de la violencia machista” -investigación impulsada por el colectivo de #NiUnaMenos y finalizado en noviembre de 2016-, al menos 235 mujeres fueron víctimas de femicidios durante 2015.

Los resultados que el índice arrojó son una muestra más de la gravedad del problema que significa la violencia de género y al cual nos estamos enfrentando en Lomas, en Argentina y en el mundo. Les compartimos algunos:

  • El 97% de las mujeres encuestadas manifestaron haber sufrido al menos una situación de acoso en espacios públicos y privados.
  • El 92% de las mujeres encuestadas manifestó haber sufrido una situación de estigmatización por ser mujer.
  • El 84% de las mujeres encuestadas manifestó haber vivido al menos una situación de discriminación por ser mujer.
  • El 95% de las mujeres encuestadas manifestó haber sufrido al menos de aislamiento en la pareja.
  • El 84% de las mujeres encuestadas manifestó haber sufrido al menos una situación de control en pareja.
  • El 93% de las mujeres encuestadas manifestó haber sufrido al menos una situación de desvalorización en pareja.
  • El 76% de las mujeres encuestadas manifestó haber sufrido al menos una situación de amenazas e intimidaciones en la pareja.
  • El 86% de las mujeres encuestadas manifestó haber sufrido al menos una situación de maltrato ambiental en pareja.
  • El 56% de las mujeres encuestadas manifestó haber sufrido al menos una situación de abuso emocional en pareja.
  • El 68% de las mujeres encuestadas manifestó haber sufrido al menos una situación de imposición sexual en pareja.
  • El 67% de las mujeres encuestadas manifestó haber sufrido al menos una situación de maltrato físico en pareja.
  • El 47% de las mujeres encuestadas manifestó haber sufrido al menos una situación de violencia económica en pareja.
  • El 48% de las mujeres encuestadas manifestó haber sufrido al menos una situación de violencia contra la libertad reproductiva en pareja.
  • El 65% de las mujeres encuestadas manifestó haber sufrido al menos una situación de violencia contra los hijos/as.
  • El 77% de las mujeres encuestadas manifestó haber sufrido al menos una situación de violencia obstétrica.

Las Mujeres PARAMOS. Es importante que sigamos apostando a la organización popular de las mujeres y niñas, para proponer la deconstrucción de lo aprehendido dentro de las redes del sistema patriarcal y, entre TODXS podamos construir un mundo en equidad, con la política como herramienta, con la coherencia y el amor como banderas.

Lo dijo Cristina: las mujeres no sólo nos animamos, sino que sabemos cuál es el camino.

Dejá un comentario