Militancia

¡Todo preso es político!

La CIDH pide que se respeten los derechos y garantías reconocidos en la constitución nacional. La prisión preventiva, como la ley lo indica, es excepcional, no puede utilizarse para hostigar y realizar una persecución política sobre una dirigente social.

Seguiremos luchando por la justicia y la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley. Basta de criminalizar el compromiso con el otro.

Esperamos que la decisión de comenzar a cumplir con lo que dispone la CIDH sea el inicio del fin de la vulneración de los derechos de Milagro.

Esta lucha sólo culminará cuando Milagro deje de ser una presa política en nuestro país.

 

Dejá un comentario